Microdosis de medicamentos

Microdosis de medicamentos
Las microdosis de medicamentos podrían ser una revolución para la medicina alópata, por su alta efectividad con dosis muy bajas de medicamento.



Uno de los principales beneficios de las microdosis de medicamentos es que con una dosis muy pequeña (dos gotas), sobre el dorso de la lengua, es posible estimular terminaciones neurosensoriales y hacer que el principio activo del medicamento, viaje rápidamente desde el hipotálamo hacia los órganos y tejidos que lo requieren. De ahí su gran efectividad y que no presenten efectos secundarios.

Este método terapéutico podría representar una revolución, no sólo para la medicina homeópata, sino también para la alópata, ya que es posible administrar medicamentos en dosis mucho menores a las habituales, sin perder su efectividad. Esto se logra al diluir un medicamento entre 1,000 y 15,000 veces en una solución hidroalcohólica.

De esta forma, es posible administrar distintos fármacos en pequeñas dosis, sin dañar la salud del paciente y sin ocasionar que presente algún efecto secundario, a un precio muy accesible.

Las micrododis pueden ser elaboradas con plantas medicinales o medicinas «de patente» autorizadas. Su administración más común es a través de la lengua, pero también pueden suministradas en otras superficies corporales, como los oídos o la piel, dependiendo de las necesidades del tratamiento.

Materias primas para la elaboración de microdosis

a) Plantas frescas colectadas en los sitios conocidos por los ancianos del lugar identificadas por sus propiedades terapéuticas y ratificadas su identificación -de ser posible- por un botánico, obtenidas en la fecha y hora apropiadas; obviamente las personas idóneas para es­tas labores son los médicos indígenas y mujeres y hombres ancia­nos de esa región.

b) Aún, cuando se pueden emplear tinturas preparadas con plantas secas, recomendarnos plantas frescas ya que contienen sus princi­pios activos y demás componentes en proporciones fisiológica­mente normales, antes de sufrir alteraciones por efecto de las enzimas o de la proliferación micótica o bacteriana.

c) Medicamentos industriales -de preferencia sin adjetivos, es decir, inyectables o sales.

d) Las glándulas o tejidos, obtenidos de animales o humanos sanos, tejidos identificados por un patólogo.

Características de las microdosis

a) Para lograr el estimulo es necesario que el fármaco o medica­mento vaya disuelto en un vehículo capaz de llegar a las terminaciones sensoriales (solución hidroalcohólica, jarabe, etc.).

b) La cantidad de fármacos debe ser muy pequeña, del orden de 0.001 a 0.015 de las dosis usuales.

c) El tiempo entre la administración de las gotas y las respuestas clínica o graficada eléctricamente es de unos cuantos segundos hasta dos o circo minutos; los efectos pueden durar hasta seis a ocho horas.

d) Los sitios de acción han sido comprobados (lengua, piel, oído, etc.); generalmente utilizarnos la vía bucal.

Siguiendo este método, Rosendo Almanza, creador de Microdosis «Solfito», ha creado 20 fórmulas de microdosis, cada una elaborada a partir de cinco plantas medicinales, y una más, llamada «Duraduro», que se elabora con Sildenafil (Viagra), la cual es de utilidad en el tratamiento de la disfunción eréctil.

Las microdosis «Solfito» son elaboradas con tinturas madre de plantas medicinales y están diluidas 9,000 veces en comparación con una dosis normal de un medicamento, por lo que no presentan ningún tipo de efecto secundario.

¿Quieres saber más sobre este método terapéutico y sus efectos en la salud? Te invitamos a leer este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *